Interiorismo

Showroom Wonders

El espacio de actuación es el actual showroom de la empresa, que ya diseñamos 20 años atrás, cuando se proyectaron las oficinas del Grupo Danubio, al que pertenece la marca “wonders”.

Flecha abajo
Showroom Wonders

Proyecto de showroom para la firma “wonders”

Se decide rehacer por completo la sala de muestras y adaptarla a la evolución que ha tenido la marca en todo este tiempo, y al mismo tiempo se plantea ampliar la sala para ganar espacio apropiándonos de una zona anexa que hacía las funciones de “office” y de un despacho, consiguiendo así una superficie total de 110,00 m2.

El programa es muy sencillo con la única diferencia frente a la sala de muestras anterior, de que debemos encajar también en el nuevo showroom un corner que sirva de modelo para adaptarlo a las futuras tiendas.

Se plantea un espacio fluido y dinámico que organice la propuesta y que proporcione al cliente la máxima superficie expositiva posible, sin sobrecargar el perímetro ni la parte central de la sala. En medio de la sala aparecen dos pilares exentos que distorsionan la visión continua que pretendemos de la exposición y que abrazamos con nuestra propuesta para integrarlos en el espacio fluido que planteamos y que nos condicionan haciendo retorcer el contorno de las baldas de exposición para adaptarnos a ellos.

Todo el mobiliario para la exposición del producto se ha llevado a cabo mediante técnicas que provienen del mundo de las fallas; módulos de porexpan revestidos de poliester que nos permiten jugar con formas orgánicas y que además proporcionan la resistencia necesaria para la exposición de calzado. Todo fabricado en taller durante el período de demolición del antiguo shwroom y montado en obra en apenas una semana.

Se proponen tres alturas diferentes de exposición mediante baldas continuas de fondo variable, que se van adaptando al recorrido sinuoso del proyecto. La primera de ellas a 25 cm. del suelo y con una superficie aproximada de 7,25 m2; la segunda a 45 cm. del suelo y una superficie de 13,30 m2 y la tercera a 110 cm. del suelo y con una superficie de exposición de 8,55 m2 aproximadamente.

Para completar las necesidades de exposición requeridas por el cliente, se plantean un par de piezas exentas de las mismas características y alturas que las baldas perimetrales. También la mesa central continúa con el juego de líneas sinuosas que se ha utilizado para la zona expositiva.

El corner se plantea, sin embargo, separado de la exposición general y con un lenguaje diferente por la necesidad de poder adoptarlo como solución sencilla para las tiendas en las que se pretende colocar.

El falso techo es parte fundamental del proyecto y en el se refleja la propuesta hecha en la planta del proyecto, jugando con las mismas curvas que se han utilizado para la zona de exposición, generando tensión entre ellas e intersticios que albergan tanto la iluminación como parte de las instalaciones. Tres núbolas exentas se dibujan en zonas estratégicas ocupando estos intersticios para aportar iluminación escenográfica al proyecto siguiendo con el mismo lenguaje que el resto de la propuesta.

La climatización se dispone en los foseados del falso techo para que quede totalmente oculta y no rompa la sinuosidad de las formas orgánicas planteadas.

El suelo, anteriormente en hormigón visto, se ha revestido con Tecnocemento blanco, que es color que unifica toda la propuesta. Paredes, mobiliario y techo se han pintado en blanco para potenciar el único elemento que debe destacar en este showroom, que no es otro que el zapato.

Características

  • Autor/es:
    Pablo Belda
    Tomás Amat
  • Colaboradores:
    Ángel Sánchez Rico
    Noemí Sanjuan Pastor
  • Fotografía producto:
    David Frutos (BISimages)